Protocolo de debate político basado en Ingeniería de Software

Investigadores de la Universidad Panamericana Campus Bonaterra y México están por concluir la primera etapa de un proyecto que pretende tomar el modelo de interfaz del software para crear un protocolo de debate público que permita que, aún cuando se expongan ideas correspondientes a concepciones distintas de la realidad, sean entendibles para todos, logrando así más efectividad. Una vez terminado el proyecto, “mi propósito es, alrededor de esto, crear un centro de investigación” en materia político social, “pero es un propósito personal, no de la institución. No me han aprobado nada”, reveló el profesor Luis Alberto Morales.
Basándose en el concepto de “razón pública”, concebido por el filósofo político John Rawls como “las razones que van a dar los distintos actores en un debate público, que pueden pertenecer a distintas concepciones del mundo”, el profesor de la facultad de filosofía de la UP se encargó de estudiar esta idea “y reforzarla con la idea de interfaz”.
Morales explicó la investigación como “el paso previo al debate”, que implica “que apliquemos la idea de la ingeniería de software para optimizar el proceso que propone John Rawls (…) Una interfaz tiene dos lados: de un lado tiene lo que es un protocolo de diálogo que establece cuáles son las reglas del diálogo y del otro lado se van a conectar las distintas concepciones del mundo que prevalecen en una sociedad” y en campos como la política, la religión, la filosofía, etcétera. Aplicando este modelo, precisó, “cada uno de los actores en la política va a tener que respetar el protocolo”.
El objetivo del proyecto, en el que participa desde 2006 con otros investigadores, como María Pérez Enríquez y Eduardo Sánchez de Alba, del campus Aguascalientes, y María del Carmen Platas, del campus México, detalló, es proponer estándares “de manera que el debate público sea realmente correcto en el sentido de que todo mundo pueda argumentar sus convicciones logrando simultáneamente dos cosas: primero, no renunciar a sus propias convicciones y, por otro lado, a través de la interfaz, lograr darse a entender en la esfera pública”.
El investigador indicó que un ejemplo de la aplicación de esta propuesta puede ser la discusión de la despenalización del aborto, donde tanto la iglesia católica que argumenta en contra como los grupos a favor tendrían que “traducir” sus tesis a conceptos incluyentes. “Si algunos no aceptan a dios como autoridad, entonces lo que la iglesia tiene que hacer es convertir sus tesis a tesis de razón pública” por medio del protocolo propuesto.
Esto abonaría, dijo, a que los participantes en una discusión tuvieran más apertura al pensar que antes de convencer, “el de afuera tiene que entenderme”, pasando “de una geometría de fuerzas a una geometría de razones” de la que derivan acuerdos consensados, habiendo traducido sus ideas a términos públicos antes de la discusión a través de la interfaz.
Una vez concluida esta primera etapa, se pretende simular ahora sí mediante un software y posteriormente convertir al proyecto en una investigación multidisciplinaria en la que se convoque a estudiosos de otras universidades, en octubre de este año.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arquitectura de Sistemas, Arquitectura de Software, Ingeniería de Software

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s